AYUDAMOS A CREAR EQUIPOS

Formación certificada de supervisor

La supervisión dota de herramientas y habilidades a los profesionales para su autoayuda. Es un espacio de reflexión profesional para cambiar el punto de vista y analizar desde otra perspectiva las tareas laborales. El tema principal es el desarrollo humano de los profesionales de la organización o empresa y en consecuencia, la optimización de los objetivos profesionales. Alcanzar estos objetivos es el fin último del proceso que se persigue en la supervisión.

La supervisión posibilita una formación de desarrollo personal para aumentar las habilidades de liderazgo y de desarrollo del factor humano en las organizaciones.

Al mismo tiempo es un método de asesoramiento y orientación con distintas técnicas y habilidades que facilita la reflexión y mejora las prácticas en el ámbito profesional colaborando en la clarificación del trabajo, los roles profesionales e incrementando las competencias sociales.

Ofrecemos una formación certificada de supervisor que se dirige a:
profesionales de los ámbitos sociales, educativos, sanitarios, a todos aquellos que trabajan con personas y que quieran mejorar el desempeño de su tarea a la vez que desarrollan sus capacidades de relación, como por ejemplo trabajadores sociales, educadores, psicólogos, terapeutas, …

Esta formación proporcionará a los participantes la titulación para trabajar con métodos de asesoramiento en su propio trabajo, iniciando y siguiendo un proceso de supervisión con otros. También se dirige a Coaches, que quieren trabajar en la formación de coaching.

En la formación se aprenden conceptos fundamentales de la psicología humanista, el análisis relacional, el análisis transaccional, la teoría de la gestalt, la teoría de la comunicación humana y la teoría sistémica.

La formación en supervisión concluye con un certificado reconocido a nivel europeo e internacional y sigue los criterios de la EASC (European Association for Supervision and Coaching). A lo largo de la formación participan diferentes profesores de escuelas distintas.

Durante la formación se desarrollan los siguientes competencias claves:

  • Competencia de autoanálisis
    – Analizar las propias emociones, recuerdos, opiniones e interpretaciones del pasado como parte de la propia personalidad.
    – Identificar los temas propios para no mezclarlos con los de los supervisandos
  • Competencia personal
    – Reflexionar y tomar conciencia de las estructuras personales
    – Reconocimiento y gestión de relaciones personales
    – Aumentar las habilidades de escucha activa, generar feed-back etc.
  • Competencia relacional
    – Desarrollar un estilo propio de relacionarse
    – Gestionar y manejar las dinámicas del grupo
    – Desarrollar su propio estilo de supervisar
    – Manejar conflictos interpersonales
  • Competencia de actuación
    – Actuar en cada situación aplicando la intervención más eficaz utilizando los distintos métodos y herramientas
    – Desarrollar su propia empatía y intuición
    – Enfocar los temas y gestionar los procesos de supervisión
  • Competencia técnica
    – Conocimientos fundamentales de la psicología humanista, análisis relacional, análisis transaccional, teoría de la gestalt, teoría de la comunicación humana y teoría sistémica.
    – Aplicando y transfiriendo metodologías y teoría en la práctica de la supervisión
  • Competencia sistémica y organizacional
    – Entender y gestionar los sistemas institucional y organizacional
    – Supervisar procesos individuales, grupales y de equipo

Más informaciones sobre un grupo de supervisión grupal:

Grupo de supervisión abierto

RECIBE TODAS LAS NOVEDADES EN TU EMAIL